¿Dónde y qué estudiaste?

Estudié Arquitectura, en la Universidad del Valle de México y posteriormente una maestría, en la UAQ, en Ciencias de la Evaluación.

¿Cómo fue que decidiste estudiar Arquitectura?

Nací arquitecta y, como todos los arquitectos, inquieta. Empecé la carrera de Comunicaciones, me dije “no”. Después fue Diseño Gráfico, tampoco. A la vez estaba muy metida en las clases de Arquitectura y dije “¡Esto es lo mío!” Me enamoré de la Arquitectura y me quedé.

¿Cómo llegaste al Colegio de Arquitectos del Estado de Querétaro?
Llegué aproximadamente hace unos catorce años, he participado en tres consejos directivos. La gremial siempre me ha gustado, entonces decidimos buscar la presidencia del Colegio y aquí estamos.

¿Cómo se te presentó la oportunidad de ser la titular?
Fue un proceso largo; primero tienes que haber cumplido con un tiempo de estar agremiado, haber participado en otros consejos directivos, asistencias y hacer colaboración gremial. Es la segunda vez que me lanzo, hace tres años nos ganaron por .05%, por poquito, pero dijimos “¡Vamos a la que sigue!”. Y en esta ocasión ganamos, por más del doble, la elección.

¿Cómo te sientes de ser la cuarta mujer en ocupar este puesto?
Yo nunca he manejado la posición feminista, sino la equidad. Hace 18 años que no tenían una mujer en el puesto; curiosamente, ahora somos varias las que estamos liderando organismos, es icónico el momento. Pero, yo, contenta cumpliendo con mis metas, es un progreso. Para mí no es diferente por ser mujer, es una situación secundaria. Soy arquitecta, no soy una mujer arquitecta, lo veo como un desarrollo profesional.

¿Qué retos vienen con el puesto?

Todos, tienes que responder mucho a tu gremio. Cada presidente tiene su estilo, mis objetivos fueron: posicionar al Colegio en el Estado, en gobierno, ante la sociedad, ante los medios a nivel local, nacional e internacional; seguir creciendo. Mi objetivo es poner en el mapa el Colegio, que la sociedad y gobierno conozcan los beneficios de los arquitectos colegiados.

¿Cuáles son las oportunidades del Colegio?

El Colegio es un organismo, una asociación civil que se encarga de reunir a profesionistas titulados. Aquí, la base principal es la capacitación constante de los agremiados: para ser un arquitecto vigente tienes que tener 40 horas de capacitación anual (mínimo), asistencias a los cursos, asistencias a las asambleas; además de que algunos de los arquitectos son directores responsables de obra, actualmente buscamos hacerlo una especialidad para que tenga un mejor reconocimiento. Entonces un arquitecto que no está colegiado, difícilmente se está capacitando de forma constante, con el plus de que, tanto gobierno como los clientes, pueden buscar referencias de los arquitectos que están en el padrón.

¿Cuáles han sido los obstáculos con los que te has topado?

Es curioso, hoy soy autoridad pero siempre he tenido problemas con la autoridad. Más que un problema, ha sido una forma de ser, yo creo que la carrera fue algo que amé y disfruté. Después comienzas a toparte con retos, más que problemas, no hay obstáculos porque he encontrado la manera de superarlos. El simple hecho de no haber ganado hace dos años y medio, me dije “algo nos faltó hacer”; hay que prepararnos más y las cosas se dieron de una mejor manera.

¿Qué proyectos han sido los más significativos para ti?

En este momento me dedico mucho a la construcción industrial, a la supervisión de obra; entonces tengo supervisiones de BMW, Alestra, algunas torres de Juriquilla, son proyectos icónicos, importantes, que van marcando tu carrera. El edificio de Michelin de 5 de Febrero también me tocó construirlo; Audi, por otro lado. Son los edificios que recuerdo con más cariño.

¿Qué te inspira? ¿A quién admiras?

Hay muchos arquitectos. Podemos hablar de la recién difunta Zaha Hadid, también Teodoro que es un representante muy importante de la arquitectura mexicana. Realmente, me inspira todo; por ejemplo, mi estilo es muy convencional, muy hogareño, amo el adobe pero normalmente proyectas en un estilo modernista porque es lo que te pide el cliente: mucho concreto aparente, acero, es lo que les está gustando, pero sin olvidar tu sello.

¿Cómo sería tu lugar ideal?

Una casa de un piso, de adobe, ventanales, jardín grande. Esa sería mi casa, me gustan los espacios abiertos, que siempre haya libertad de movimiento.

¿Qué es lo que más te gusta de Querétaro?

Todo, últimamente se ha complicado porque está en un proceso: es provincia pero ya tienes todos los beneficios de una ciudad grande. Entonces ¿qué me gusta? Precisamente lo que hago, porque es un Estado que da oportunidades de hacer lo que me gusta: planear, apoyar al desarrollo de la sociedad, apoyar a gobierno; justo este proceso me abre mil oportunidades de trabajo y de dejar una huella. Espero estar dejando una buena huella.

¿Cómo ves a Querétaro en cuestión de oportunidades para arquitectos?
Anteriormente no era tan tomado en cuenta el Colegio. Hoy, tanto el gobernador como los demás funcionarios, nos están abriendo mucho la puertas, nos han incluido en reuniones de trabajo de desarrollo urbano, obras públicas; estamos tomando el lugar que a los arquitectos les debería corresponder pero hay que ganarlo demostrando la calidad y la capacidad de los agremiados. También estamos incursionando en acción social, tenemos un par de proyectos en los que lo que buscamos es apoyar a las personas con escasos recursos y algunos otros proyectos para personas con capacidades diferentes. Tengo un equipo magnífico, sin mi equipo, tanto administrativo como mi consejo directivo, no haría nada.

¿Cuáles son tus metas a futuro?

Seguir construyendo. Estos no son dos años de “aquí estuve y ya me voy”, sino que se trata de seguir dejando huella, seguir participando con el gremio; es el inicio de muchas cosas que se pueden hacer, de aprovechar ese impulso y apertura, de seguir caminando, para mí, para mi gremio, gobierno y sociedad. Tienes que buscarlo, las cosas no caen del cielo, las tienes que construir.

Para ti ¿qué significa el éxito?

Es una oportunidad. No es una meta, sino una nueva perspectiva de acceder a más cosas, ayudar a más personas y de crecer. El éxito no es una culminación, es un camino constante.

Descríbete en tres palabras:

Tenaz, inquieta y entregada.

¿Cuál sería tu consejo para los recién egresados?

Háganlo todo, con miedo si quieres, pero háganlo. Vayan hacia delante y háganse oír, busquen su lugar. Me gustaría que los arquitectos que van saliendo empiecen a conocer el medio, el Colegio, para que entiendan que es un lugar que los apoya, no es una caja fuerte sino una sociedad abierta que busca impulsar a los profesionistas. Se trata de un trabajo en conjunto para lograr muchos más. La arquitectura es una herramienta muy fuerte; si lo quieres, cambias el mundo porque la arquitectura está en todo.

Cerro Blanco 320 Centro Sur

Teléfonos y Fax:
442 – 229 – 0548
442 – 229 – 0549

Facebook: @ColegioDeArquitectosDelEstadoDeQuerétaro

Web: caeq.org



>